¡Cuidado con el Phishing! Consejos para prevenir este tipo de estafas

¿Recibes a diario emails o mensajes de texto al movil que suplantan la identidad de bancos, marcas u otras empresas? En este artículo te vamos a ayudar a reconocerlos y evitar que consigan su principal propósito: tu información personal y datos bancarios.

Se denomina Phishing al conjunto de técnicas utilizadas en internet para robar información personal, corporativa o bancaria a través de páginas web falsas que suplantan a otras empresas, entidades o instituciones. Estos ataques se fundamentan en el envío de comunicaciones vía email que intentan persuadir al usuario para que realice una acción concreta, normalmente con carácter urgente y siempre con el objetivo de recabar datos personales o bancarios.

¿Pero como detecto un intento de Phishing?

En estos emails siempre hay un reclamo o llamada a la acción que pide al destinatario que realice alguna acción con carácter urgente; ‘Has ganado un sorteo, para obtener el premio completa tu información a través de este enlace’, ‘tu cuenta se va a desactivar si no sigues las siguientes instrucciones’, ‘para completar la configuración de tu cuenta tenemos que comprobar tus datos bancarios’, ‘ha habido un problema con tu cuenta’, etc.

El objetivo es claro; redirigirnos a una web creada para conseguir cualquier dato sensible, sea personal, corporativo o bancario y poder proceder posteriormente a su uso de manera ilícita y completar así la estafa.

Así mismo, hay otro tipo de correos que lo que nos piden es abrir o descargar u archivo adjunto (supuesta factura, orden de transferencia…) con el objetivo de infectar nuestro equipo, cifrando los archivos del mismo y convirtiéndolo en un punto de envío de spam, por ejemplo.

¿Cómo me protejo del Phishing?

Para evitar ser víctima de este tipo de estafas, es necesario interiorizar varios conceptos o pautas de comportamiento ante este tipo de situaciones:

  • Fíjate bien si en el correo/SMS sospechoso se te pide algún tipo de información confidencial. Normalmente, suelen redirigir a alguna web a través de un enlace o piden que respondas al mismo email/mensaje.
  • Si el supuesto remitente es una entidad con la que tienes relación, compara la dirección de email/número de teléfono remitente con los datos usados en otras comunicaciones recibidas de esa entidad.
  • No respondas a emails o SMS
  • No descargues o abras cualquier archivo adjunto
  • No hagas clic en ningún enlace/botón que se te indique.
  • No proporciones información sensible como pueden ser claves de acceso a banca online o datos personales, ya sea vía email, SMS o bien mediante llamada telefónica.
  • En caso de que el email, SMS o llamada coincida con alguna entidad (banco, compañía telefónica…) con la que tengas relación contractual, no te precipites y ofrezcas tus datos sin corroborar antes la legitimidad del mensaje.

Leave A Reply